Los pasados 26 y 27 de noviembre, un grupo de estudiantes del CFGS de Cerámica Artística viajó a Aveiro (Portugal) para visitar la XV Bienal Internacional de Cerámica Artística. Una actividad que ya es casi una tradición en este ciclo formativo, después de varios años sin faltar a esta cita.

En el Museo de Aveiro / Santa Joana disfrutamos con la Exposición del Concurso Internacional. Un total de 477 artistas de 58 nacionalidades diferentes participaron en esta edición del certamen de la Bienal, entre las que un jurado escogió las 128 que pudimos admirar en la sala de exposiciones temporales. Las obras ganadoras fueron anunciadas recientemente por la Cámara Municipal de Aveiro, organizadora del evento.

En este mismo museo tuvimos ocasión de visitar otras dos exposicións. En primer lugar, la Mostra I&D do DEMaC-UA, con proyectos de investigación y desarrollo tecnológico realizados en el Departamento de Ingeniería de Materiales Cerámicos de la Universidade de Aveiro en colaboración con empresas del sector. Por otra parte, la exposición del escultor de materiales y tecnoloxía Ross Lovegrove.

En la Galería da Antiga Capitanía de Aveiro nos acercamos a la obra del francés Jean-François Fouilhoux. En el Museo de Arte Nova repasamos algunas de las obras premiadas en las anteriores ediciones del concurso de la Bienal. Además, en el Museo da Cidade de Aveiro asistimos a una exposición del ceramista luso Carlos Enxuto, titulada Acqua+32.

En la Galería Morgados da Pedricosa aprovechamos la oportunidad de admirar la impresionante colección de una ceramista excepcional, O poder das mãos: o extraordinário imaginário de Rosa Ramalho. También pudimos ver la estación de tren de Aveiro, recientemente restaurada, con paneles de azulejos y la muestra A metamorfose do corpo, de Celine Marie.

Ya el sábado 27 visitamos el Museo da Fábrica de Porcelana da Vista Alegre, en Ílhavo. Aquí se conserva la producción artística de la fábrica en los siglos XIX e XX, mostrando la evolución técnica y estética de sus diseños. En la tienda contigua vimos también los diseños de última creación. Finalizamos el viaje visitando la Iglesia de Válega, obra prima del arte de pintura sobre azulejo cerámico. Tanto en su interior como en la fachada principal está vestida con magníficos paneles cerámicos policromados, realizados en la fábrica Aleluia de Aveiro en los años sesenta del siglo pasado.