Fue un fin de semana intenso y lleno de actividades, pero sin duda los esfuerzos merecieron la pena. Hablamos de los días que a finales de febrero dedicamos a visitar Madrid. El objetivo principal de nuestro viaje era acercarnos a la 36ª Feria Internacional de Arte Contemporáneo – ARCOmadrid, pero quisimos sacar el máximo partido a las oportunidades que teníamos por estar en la capital, sede de numerosos museos absolutamente imprescindibles.

El viernes 24 de febrero madrugamos mucho más de lo habitual. La salida en autobús estaba fijada a las 07:30 en la Escuela, a fin de poder llegar a la Feria de Madrid sobre las 14:00. En los pabellones 7 y 9 nos esperaba ARCOmadrid, con alrededor de 200 galerías nacionales e internacionales. Exposiciones de pintura, dibujo, grabado, fotografía, vídeo, escultura, instalaciones, new media… para pasar horas y más horas disfrutando del espectacular evento organizado por IFEMA.

 

Hubo tiempo para mucho más. El sábado estuvimos en CaixaForum Madrid, conociendo la fotografía de Philippe Halsman y Cristina García Rodero; y en el Museo Thyssen-Bornemisza, visitando las exposiciones ‘Bulgari y Roma‘ y ‘Obras maestras de Budapest‘. También fuimos a la Fundación Juan March para aproximarnos a la obra de Lyonel Feininger; y quedó tiempo para visitar Art Madrid y CentroCentro Cibeles.

El domingo era el día de la despedida, pero no quisimos dejar de aprovechar unas cuantas horas por la mañana. Las dedicamos a visitar las exposiciones del Espacio Fundación Teléfonica y del Museo Nacional de Artes Decorativas. Una excelente manera de poner punto y final a un viaje del que regresamos exhaustos, pero con la mente llena de imágenes imborrables.